Corruptelas: Bronca del Arzobispado de Santiago a los curas que ofician hasta 4 misas al día.

El boletín de la Archidiócesis recuerda que sólo en casos especiales se autorizan dos o incluso tres en domingos y festivos ·· Tacha de “corruptela” la celebración de varias eucaristías “encadenadas” sin salir el sacerdote del altar ·· Algunas son “elementos decorativos”

Los tiempos de crisis vocacional, con sacerdotes que atienden hasta a nueve parroquias a la vez, no son una excusa para saltarse los preceptos del canon eclesiástico. Así lo considera el Arzobispado de Santiago que, en su último boletín, recuerda a los sacerdotes que “non é lícito a un crego celebrar máis dunha misa ó día”, con excepciones contadas como Navidad, Difuntos y el Domingo de Resurrección.

Las normas internas de la Iglesia también establecen que, con una causa justa, un sacerdote puede celebrar dos misas al día, e incluso tres en domingos y festivos “cando o esixe unha necesidade pastoral”. Pero también subrayan que “a mera petición ou encargo particular dunha misa non é, en ningún caso, razón suficiente”.

El boletín incide además en actitudes de los sacerdotes que tacha de “corruptelas” que resultan “absolutamente reprobables”, como las “misas encadeadas” que celebra el mismo sacerdote sin salir siquiera del altar. Esta práctica estaría prohibida por la dignidad de la Eucaristía y por la “debida consideración” a los fieles.

Así, excepto a los sacerdotes que tienen una parroquia muy numerosa o más de una, los que tengan que celebrar misas de bodas, exequias y aniversarios, tienen permiso para celebrar dos eucaristías diarias en domingos y festivos, mientras que los demás deberán solicitar permiso expreso para hacerlo.

El Arzobispado considera que “urxe unha organización máis racional do número de dos horarios das Misas nas parroquias”, además de una mayor “dispoñiblidade” de los sacerdotes que no tienen parroquia ni compromisos equiparables para evitar que un mismo párroco tenga que oficiar más de dos eucaristías en una sola jornada.

Pero también destaca la conveninencia de “regular aquelas misas que non están xustificadas por un verdadeiro motivo pastoral”. Así, alude expresamente a celebraciones que se incluyen como “simple elemento integrante ou decorativo dalgunhas festas”, sobre todo cuando se solicitan para ser celebradas “fora de lugar sagrado”.

CONTROL DE LAS OFRENDAS El estipendio, repartido

Para que sea lícito acumular en una misma misa las intenciones de varias familias existen una serie de requisitos que recuerda el Arzobispado en su boletín. Entre ellos se limitan este tipo de celebraciones a dos días por semana en la misma iglesia, además de advertir previamente a los fieles. Además, el sacerdote celebrante que haya recibido una ofrenda de los fieles por las intenciones que se incluyan en la celebración sólo deberá recibir como estipendio la cantidad de siete euros, mientras que “a cantidade restante será remitida á Curia Diocesana” que la repartirá entre la Colecturía y el Instituto de Sustentación del Clero.

También establece que los curas que reciben ofrendas por intenciones de fieles que no pueden cumplir se las deben “pasar a otros sacerdotes” .
Las claves. Cantadas a petición de una familia

·· Además de la conveniencia de rechazar eucaristías que se consideren meros “elementos decorativos” en programas de fiestas, el boletín recuerda a los sacerdotes la “improcedencia” de celebrar misas cantadas en domingos y festivos, modificando incluso el horario habitual “para compracer peticións dalgunha familia particular”.

Programación para evitar ‘pluriempleo’

·· La falta de sacerdotes obliga a llevar a cabo las “programaciones que resulten axeitadas” para evitar que las iglesias parroquiales se vean privadas de la presencia de un sacerdote que celebre la misa dominical, y éstos no estén obligados a oficiar varias en una sola jornada.

Confesión también de pecados veniales

·· Entre las recomendaciones del Arzobispado hay alusiones al sacramento de la Penitencia. Así además de “reprobar” un uso restringido de la confesión a una “acusación xenérica” o limitada a los pecados que se consideren “significativos”, recomienda que se atienda también a los pecados veniales .

EL CORREO GALLEGO: 14/03/10

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada como , , , , , , , , . Guardar el enlace permanente. Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.
Antes de comentar lembra as Normas de uso.
En Pontecesures.net cremos que a verdade non é propiedade de ninguén, senón que se constrúe entre todos. Por iso, tamén estamos convencidos de que a participación dos lectores e lectoras engade outro valor aos contidos. Pero este xogo ten as súas regras. O insulto, as descalificacións persoais e a linguaxe despectiva atrancan a comunicación libre. O diálogo establécese sobre as ideas, non sobre quen as emite. Por esta razón, eliminaremos os comentarios que non favorezan a liberdade e o razoábel intercambio de opinións. En beneficio da participación e do debate.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>