Stac pretende hacerse con 80.000 metros en el futuro parque de Pontecesures para seguir creciendo cerca de su sede.

La empresa Stac, con sede en el polígono de Picusa de Padrón y especializada en soluciones para cerramientos y fachadas de edificios, acaba de adquirir 40.000 metros cuadrados de terreno en el municipio próximo de Catoira, para continuar con su plan de expansión. Son los terrenos que ocupaba la antigua fábrica de Cedonosa, a orillas del río Ulla. Unas instalaciones emblemáticas en la localidad vikinga que parece que ahora, de nuevo, podrán recuperar la actividad.

Está previsto trasladar a ese nuevo centro de trabajo la fabricación de perfiles de poliamida, lo que implicará el traslado de medio centenar de los 450 operarios que trabajan en Stac en Padrón, avanzó el gerente Juan Carlos Fernández. Será un traslado que se realizará en fases, para evitar paralizar la producción durante el proceso. El nuevo centro de trabajo de Catoira quedará preparado para nuevas incorporaciones de personal, que podrá alcanzar en el futuro los cien trabajadores.

Desde la firma padronesa explican que aunque la de Catoira no era a priori una alternativa idónea se eligió por su proximidad a Padrón, para conservar así a la plantilla actual, seguir generando empleo cerca de sus raíces y mantener las sinergias con las empresas locales que actualmente le prestan servicio. Para poner en marcha la actividad en la localidad vikinga lo antes posible, se realizarán estudios geotécnicos de la parcela, la reevaluación de los inmuebles y el reacondicionamiento de las naves, trabajos que coordinará el departamento de ingeniería de la firma, que cuenta entre sus socios con Aluminios Cortizo.

Las necesidades de terreno de Stac no se completan con la parcela recientemente adquirida en Catoira. Para dar respuesta al aumento de producción de la división de herrajes y accesorios, a más espacio para almacenes, zonas de montaje y ensamblaje así como nuevos procesos industriales, Stac ha mostrado su interés en el futuro parque empresarial de Pontecesures que desarrolla Xestur Galicia.

Fernández señala que «precisamos un mínimo de 70.000 a 80.000 metros cuadrados. Para nosotros es estratégico poder crecer en las proximidades de nuestra sede corporativa», para mantener los actuales equipos de trabajo. Por eso, continúa, el polígono de Pontecesures es idóneo y muy apetecible para los intereses de la firma.

Pero en caso de que el proyecto cesureño se ralentice, Stac dispone ya de más de 50.000 metros cuadrados, fuera de la comarca, para continuar su plan de expansión: «No queremos utilizar esa reserva de suelo industrial, porque implicaría mover bastante más lejos del centro de Padrón que están muy relacionadas con el núcleo de lo que hacemos aquí. Queremos seguir creciendo, al tiempo que generamos un impacto positivo en nuestro entorno», puntualiza el gerente de la empresa.

En la fábrica ubicada en A Picusa, se mantiene la fabricación de herrajes y accesorios para aluminio; de juntas de estanqueidad en termoplástico y caucho; y perfiles rígidos para rotura de puente térmico. Suma los departamentos de diseño y fabricación de utillaje de producción y de ingeniería, que desarrolla maquinaria especial para sus procesos. Pese al actual contexto económico, Stac mantiene un crecimiento medio anual superior al 20%. Factura más de 150 millones de euros y supera los 600 empleados, en sus dos centros actuales.

La Voz de Galicia

INFORMACIÓN DO PARQUE EMPRESARIAL.

Encontrase a disposición da cidadanía na páxina web do Concello a información relativa ao Proxecto de Interés Autonómico (PIA) do parque empresarial de Pontecesures no seguinte enlace:

http://pontecesures.org/vercontenido.asp?ar=1&id=116&sec=7

Unha vez publicado no DOGA o anuncio de aprobación inicial do proxecto do parque empresarial, habilitarase o rexistro do Concello para trasladar as posibles alegacións que se presenten ao devandito proxecto por parte da veciñanza. Ditas alegacións poderán facerse a través da sede electrónica do Concello de Pontecesures ou ben físicamente non Rexistro Xeral do Concello.

Los vecinos se arman de razones en contra tras la publicación del proyecto del polígono de Pontecesures.


Alertan de la falta del informe de Augas de Galicia y la lista de actividades del parque, también de un dudoso sistema de depuración y de la presencia de especies animales protegidas. Aplauden a Bello Maneiro por defender en este asunto a los valgueses, que piden ayuda al colectivo movilizado

La cuenta atrás para la construcción de un polígono industrial de 326.000 metros cuadrados en Pontecesures avanzó de golpe esta semana con el anuncio del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) del sometimiento a exposición pública de la aprobación inicial del proyecto. Un trámite que permitirá durante un mes la presentación de alegaciones en contra por parte de cualquier interesado que lo estime necesario. Un derecho que, ya han adelantado, ejercerán las alrededor de un centenar de familias del lugar de Redondo, limítrofe con la futura área fabril, que desde hace semanas se mantienen en pie de guerra frente a la iniciativa de la Xunta respaldada por el gobierno local encabezado por Juan Manuel Vidal Seage (PP). Tras un primer acercamiento a la documentación, el colectivo ha adelantado que prepara «unas alegaciones bien fundamentadas» sobre el expediente del proyecto del que, por primera vez, disponen de información detallada tras su obligada exposición pública. Con la documentación en la mano, estas son sus principales razones para rechazar el polígono.

INUNDACIONES

Un estudio que niega los flujos de agua en el terreno catalogados por el Estado 

El colectivo vecinal de Cesures en contra de la construcción del parque empresarial en la zona de Tarroeira advierte de que «el equipo redactor del proyecto pretende quitarle importancia a la existencia de agua superficial y subterránea» en el terreno sobre el que se proyecta la dotación industrial. Así, señala, Xestur, ente de promoción de suelo empresarial de la Xunta, solicitó un estudio hidrológico del terreno sobre el que se ubicará el polígono, en el que «descataloga y resta importancia a todos los flujos de agua existentes —recogidos en los registros de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa— sin la confirmación de Augas de Galicia» con lo que, alertan los ciudadanos del lugar de Redondo, «no está analizado el impacto que la construcción del polígono industrial tendrá sobre las poblaciones próximas de A Charca, A Devesa y Campaña», en el municipio de Valga.

TRATAMIENTO DE RESIDUOS

Confirman la balsa filtrante como sistema de depuración 

Sistema Urbano de Drenaje Sostenible (SUDS). Esta es la solución que la Xunta tiene prevista para el tratamiento de los residuos generados por las empresas que se instalen en el polígono cesureño. El mismo que ya habían encontrado los vecinos movilizados en el borrador del proyecto. Nada se sabría de quién se ocupará del control y mantenimiento de la balsa filtrante, situada en la zona verde que ocupará el costado oeste del parque empresarial, lindando con la zona médica, escolar y deportiva de Baño (Valga) y con numerosas viviendas con pozos de agua para consumo propio y plantaciones para autoconsumo. «Tenemos serias dudas de que este sistema funcione» señalan desde el colectivo cesureño.

ACTIVIDADES INDUSTRIALES

Ni una letra sobre qué tipo de empresas se instalarán 

Los vecinos que verán levantar el parque empresarial de Pontecesures a las puertas de sus viviendas no han encontrado en la documentación del proyecto referencia alguna a qué tipo de empresas irá destinado. Sí una referencia a que «se flexibiliza la oferta de suelo empresarial, con una tendencia si bien a las parcelas de gran tamaño», cuestión que choca al colectivo, por cuanto, indica, «la gran mayoría de las empresas locales son de pequeño o mediano tamaño». Además, dicen desde la plataforma vecinal: «Se confirma que las viviendas de Pontecesures son las grandes perjudicadas, puesto que se verán engullidas por un gran polígono industrial sin espacio de separación».

OTRAS ALTERNATIVAS

Grandes cantidades de suelo industrial disponibles en concellos de la comarca 

«El Instituto Galego de Vivenda e Solo debería estudiar por qué existe gran cantidad de suelo industrial disponible en los polígonos de Catoira, a 9 kilómetros de Pontecesures, de Cuntis, a 12 kilómetros, pertenecientes a la misma comarca, o Rianxo, a 17 kilómetros o 15 minutos en coche», y, aún con ello, apuntan los vecinos del lugar de Redondo, pretender levantar un nuevo polígono en un terreno al que, añaden, la Xunta habría dado una puntuación de 0 en materia de condiciones geotécnicas para la construcción por el suelo no compacto y húmedo de la zona escogida.

MEDIO AMBIENTE

Cinco especies animales protegidas y zona de recuperación de una de ellas 

La documentación del proyecto para la aprobación del plan del polígono de Cesures reconoce, informan los vecinos en contra, que el terreno elegido «Se incluye dentro del Plan de Recuperación de la escribenta das canaveiras —emberiza schoeniclus, una especia de pájaro—, la cual está en peligro de extinción». Además, el terreno figura dentro del Plan de Gestión del Lobo y en el entorno de implantación del polígono existen tres especies de anfibios, un pez continental y el ave mencionada «protegidas bajo normativas autonómicas y estatales». También se ignoraría la presencia de dos hábitats vegetales.

FALTA DE INFORMES OFICIALES

Augas de Galicia, Consellería de Medio Ambiente y Dirección General de Carreteras 

Los vecinos exigen que Augas de Galicia redacte su informe sectorial de autorización, aún pendiente, critican que la Xunta emplease el método simplificado para la Evaluación Ambiental Estratégica del proyecto y reclaman que desde la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes se estudie el impacto que el aumento de tráfico tras la apertura del polígono tendrá en la N-550.

Aplauso a Bello Maneiro por defender en este asunto a los valgueses, que piden ayuda al colectivo movilizado

«Nos alegramos de que el alcalde Bello Maneiro se haya posicionado como defensor de los intereses de los vecinos de Valga y no dude en luchar y alegar contra el proyecto». Así reaccionaron los afectados cesureños a la información con la que La Voz hacía pública la oposición del Concello de Valga a parte del plan del polígono vecino. En paralelo, el colectivo manifiesta: «Lamentamos que el tripartito que gobierna Pontecesures no tenga esas ganas de defender los intereses de sus vecinos» con ambos concellos con alcaldes del PP; partido que también dirige la Xunta, de la que confía acabe posicionándose «del lado de la lógica».

Las familias cesureñas afectadas cuentan que vecinos de Valga lindantes les han pedido reunirse con ellos preocupados por el posible agravamiento de sus problemas con las inundaciones y accidentes de tráfico con el futuro polígono.

La Voz de Galicia

O Concello de Valga alega en contra do proxecto do polígono de Cesures, que a Xunta somete teoricamente desde onte a exposición pública

Os veciños afectados de Pontecesures criticaron a retirada onte das súas pancartas en contra do futuro polígono industrial que distribuiran a comezos de semana

Os veciños afectados de Pontecesures criticaron a retirada onte das súas pancartas en contra do futuro polígono industrial que distribuiran a comezos de semana.

O Instituto Galego da Vivenda e Solo iniciou o prazo dun mes para presentar obxeccións á aprobación inicial do proxecto,  mais a ligazón incluída na publicación para poder acceder a toda a documentación oficial sobre o polígono non funciona

O levantamento dun polígono industrial de 326.000 metros cadrados en Pontecesures suma unha nova fronte opositora. As arredor dun cento de familias cesureñas afectadas pola proximidade e polo impacto da dotación distan de estar soas na súa posición fronte a unha iniciativa promovida polo Instituto Galego da Vivenda e Solo e defendida polo goberno local bipartito que encabeza o popular Juan Manuel Vidal Seage. O alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, confirmou onte a presentación por parte do seu Concello dunha batería de alegacións en contra do parque empresarial.

Bello Maneiro aclarou en primeiro termo que a Administración local de Valga «coñecemento do proxecto non temos ningún». Sorprendentemente, di o rexedor, «a única información que temos» un Concello co que linda parte do perímetro da zona industrial promovida desde o goberno autonómico, do Partido Popular como os de Cesures e Valga, «é a que aparece no Plan Sectorial de Áreas Empresariais de Galicia que fixo a Xunta con todos os polígonos proxectados ou en marcha». Nese documento o único que atopou Maneiro foi «unha delimitación do polígono de Pontecesures».

Con tan magra base documental, e a falta de atopar onde poder facelo especificamente, o executivo valgués presentou as súas alegacións contra o proxecto do polígono cesureño dentro do marco e do prazo legais de obxeccións ao mencionado Plan Sectorial de Áreas Empresariais de Galicia. Concretamente, contra a inclusión de terreos municipais de Valga na zona que pasará a ocupar, pedindo a súa exclusión. Ademais, «advertimos que nas proximidades hai dotacións públicas especialmente sensibles de Valga, de carácter educativo, deportivo e sanitario: o centro de saúde, o instituto, o colexio da Baño —de educación Infantil e Primaria— a escola infantil —gardería—, un pavillón polideportivo, un campo de fútbol e un centro para discapacitados», enumera o alcalde.

Ao anterior, o equipo de Bello Maneiro sumou outras dúas alegacións de calado: «Advertimos de que a zona sofre problemas de inundacións e pedimos que respecto aos recursos hídricos e a capacidade de depuración das augas pluviais e residuais, se resolvan coas infraestruturas do Concello de Pontecesures, de maneira que non afecten a Valga».

Sen acceso á documentación

O groso das alegacións do Concello valgués se sitúan en liña coa base argumental que sustenta a oposición do cento de familias cesureñas convencidas de que ter nun futuro próximo un polígono industrial de 326.000 metros cadrados a carón das súas vivendas e sobre unha zona húmida e con arborado autóctono resultará prexudicial, non só para elas.

Ditas familias fixeron público onte o seu malestar pola retiradas dos carteis que a comezos de semana repartiran pola zona de Redondo en contra do polígono e que onte retirou un home que se identificou como operario da Demarcación de Carreteras.

Tanto os veciños afectados como o Concello de Valga deberían poder presentar, agora si, todas as súas manifestacións e documentos en contra do Proxecto de Interese Autonómico do Parque Empresarial de Pontecesures, logo de que onte o Instituto Galego da Vivenda e Solo iniciase o prazo dun mes para tal efecto co inicio do sometemento á exposición pública da aprobación inicial do proxecto. Mais a ligazón incluída na publicación do anuncio no Boletín Oficial da Provincia de Pontevedra para poder ver toda a documentación oficial sobre o polígono non funciona.

La Voz de Galicia

Los afectados por el polígono de Cesures alertan a Valga de una balsa de residuos.

El colectivo vecinal colocó varias pancartas contra el proyecto del parque empresarial

Una gran balsa filtrante de aguas sucias. Este es, denuncian las cerca de un centenar de familias del lugar de Redondo movilizadas ante el plan de construcción del parque empresarial de Pontecesures, el sistema que se empleará para el tratamiento de los residuos que vayan a generar las empresas que se instalen en sus 326.000 metros cuadrados de superficie. Un sistema que se situará, apuntan tras estudiar la documentación pública disponible hasta el momento al respecto, en la zona verde con la que el polígono limitará con el término municipal de Valga.

«Dicha balsa es la respuesta de la Xunta de Galicia a la falta de capacidad de la depuradora municipal de Pontecesures que se recoge en el informe medioambiental» del proyecto para la zona industrial. El propio alcalde cesureño, Juan Manuel Vidal Seage, les habría confirmado, siempre según los vecinos afectados, que esta es la salida que se está estudiando en la reunión que mantuvieron el 26 de mayo con él para trasladarles todas sus dudas y temores.

El colectivo vecinal, que ayer colocó varias pancartas en contra del proyecto del parque empresarial, lanzó una alerta pública dirigida a los valgueses con viviendas pegadas al futuro polígono y los usuarios del instituto y centro médico de la localidad de al lado. Y es que, cuentan, será en la zona verde que delimitará la separación de la futura nueva área industrial y el término municipal de Valga en la que se habilite la mencionada balsa filtrante de aguas sucias. Desde Redondo temen que los valgueses afectados hayan sido informados al respecto en base al borrador del proyecto y no al informe ambiental emitido recientemente por la Consellería del ramo. La mencionada balsa filtrante de aguas sucias recogería todos los residuos de un polígono del que, advierten los vecinos cesureños afectados, se desconoce qué tipo de actividades acogerá.

La Voz de Galicia

Os socialistas cesureños instan a que remate a obra da cuberta do campo de fútbol canto antes.

O pasado sábado achegámonos ao campo de fútbol municipal Ramón Diéguez para ver o partido no que se xogaba o ascenso o Ulla C.F. cadete a primeira. A visita sirveu para vera situación da cuberta da grada, que sexa con chuvia ou con calor, perxudica e molesta ao público asistente, e que xa se extende por moito tempo. Tras a pregunta realizada no pasado pleno, o equipo de goberno respondeu que a paralización das obras de reposición da grada débese a quebra da empresa contratada. Agardamos que se resolva canto antes e non se alongue tanto como no caso da obra do parque do peirao (curiosamente, outra empresa contratada polo concello que tamén quebrou).
Por certo, noraboa ao Ulla C.F. cadete polo ascenso!!!

Socialistas de Pontecesures