A bandeira da veciñanza cesureña de «aquí e de alá» renace aos 110 anos.

O estandarte, enviado pola emigración en Cuba, volve presidir o salón de plenos

O salón de plenos do Concello de Pontecesures volve estar presidido pola bandeira coa que, hai 110 anos, un grupo de veciños emigrados en Cuba decidiron agasallar á Liga de Amigos del Carmen da súa vila natal. Aquel estandarte, de dous metros de longo e un de ancho, feito en seda natural e pintado ao óleo, foi bendicido na illa caribeña e chegou ata a beira do Ulla da man de José Llerena Braña, que traía consigo, ademais, un acta da cesión da bandeira, documento que o Concello recuperou hai pouco e que, ao igual que a insignia, vén de ser sometido a un coidadoso proceso de restauración coa intención de que ámbolos dous tesouros de Pontecesures sexan quen de «durar outros cento dez anos máis».

Así o dixo onte o alcalde, Juan Manuel Vidal Seage (PP), durante o acto no que se procedeu á presentación á veciñanza tanto da bandeira coma da acta. Para a ocasión, ademais dunha representante da Secretaría Xeral de Emigración, María Baleato, achegáronse ata o consistorio a neta e o bisneto dalgúns daqueles emigrantes, María Segunda Llerena e Antonio Villamarín. A primeira compartiu con toda a xente que enchía o salón de plenos os recordos gardados pola súa familia sobre aqueles homes e mulleres que marcharon a conquistar o seu futuro fóra e que sempre «puxeron ao seu pobo por riba de todo». Tamén Manuel Villamarín, pertencente a familia que durante anos foi depositaria da acta de entrega da bandeira, un documento que hai algo máis dun ano decidiron ceder ao Concello, tivo palabras para aquelas persoas que cruzaron o mar para viviren aventuras apaixoantes pero, tamén, moitas durezas e moitos sufrimentos «de los que no siempre sabemos». Pena por querer volver a casa, anguria por non poder facelo, nalgúns caso medo por retornar á Galicia da posguerra á que tiñan que volver avalados polo cura da parroquia…

As voces de María Segunda e Manuel encheron de matices un acto que pretendía ser unha homenaxe á bandeira do Carme, convertida en símbolo de Pontecesures, e a través dela, a toda a xente da vila que marchou á emigración. Algúns atoparon o camiño de volta, outros non.

O estandarte que representa á veciñanza cesureña «de aquí e de alá», que durante anos presidiu a procesión do Carme —hai moito tempo que a que loce nese paseo é unha réplica— e que dende hai décadas preside o salón de plenos do Concello, vendo pasar corporacións, foi recibida onte con todas as honras que merecía, despois dunha estancia dun ano no Museo de Pontevedra, onde foi tratada de todos os seus males. «A idea de restaurala é unha pasada, estou desexando vela», dicía durante a súa intervención María Segunda Llerena. O seu desexo cumpriuse pronto: mentres soaba o himno galego, a bandeira galega que cubría o marco que acompaña dende hai anos ao estandarte do Carme caeu, deixándoo á vista. Logo, o alcalde deixou en mans de Antonio Villamarín descubrir a restauración feita da acta da súa entrega, un documento que el lembraba feito anacos pero que agora está dunha peza. «É incrible o traballo feito».

La Voz de Galicia

Pontecesures toma impulso para reducir el impacto visual de las empresas asentadas en el Ulla.

El Concello quiere lanzar un pacto social por el paisaje

Pontecesures quiere volver a mirar al Ulla. El río, asegura el alcalde, Juan Manuel Vidal Seage (PP), fue menospreciado durante demasiado tiempo, y ha llegado la hora de devolverle el protagonismo que merece en la vida de esta pequeña localidad. Para ello se desarrolló, hace ya un tiempo, un proyecto de humanización de la zona portuaria. Pero más allá de esta actuación, es necesario diseñar operaciones estéticas de calado: intervenciones que permitan armonizar la presencia, en las orillas del río, de industrias y otras instalaciones que son ruido visual. Hay que conseguir dotar a ese conjunto de cierta armonía, y en eso trabajará el Concello a partir del mes de septiembre.

No es un empeño solitario. Pontecesures cuenta en este camino con el impulso del resto de concellos que conforman la agrupación de Mar de Santiago. Todos ellos comparten un proyecto turístico en el que el Ulla es una pieza clave, por lo que «a conca visual deste río ten un gran valor». Por eso, «estanse a analizar posibles accións de mellora ambiental e paisaxística en toda a contorna do río», explica el regidor. La intención es iniciar unos trabajos de carácter eminentemente técnico, desarrollado por arquitectos especializados y paisajistas, para «identificar fortalezas e debilidades deste territorio, e formular futuras liñas de intervención que permitan potenciar as primeiras e mitigar as segundas». Todo ello, dentro de un pacto por el paisaje en el que se pretende implica «as administracións públicas, pero tamén aos distintos axentes económicos e sociais asentados neste territorio —empresas, asociacións de veciños, representantes de sectores económicos…— para promover accións de protección e mellora da paisaxe e da calidade de vida da cidadanía no marco do desenvolvemento sustentable».

En el caso de Pontecesures, dice el alcalde, las empresas asentadas a ambos lados del río y que condicionan drásticamente el paisaje del mismo, siempre han mostrado su disposición a adoptar medidas para reducir su impacto visual. De lo que se trata, ahora, es de lograr además convertirlas en un elemento atractivo para el entorno y para ese turismo industrial que cada vez parece estar cobrando un mayor impulso.

La Voz de Galicia

La ría de Arousa y el apóstol.

GALICIA tiene en Santiago el Mayor un referente muy especial; tanto es así que el recuerdo de su huella se ha mantenido en su territorio. Esto sucede, de una manera concreta, en la ría de Arousa que, con su continuidad en el Ulla, fija, en su espacio, un lugar en el que se dice que predicó –Santiaguiño do Monte– y otro, Padrón, al que, según antiguos relatos, llegó su cuerpo, atravesando mares, tras su decapitación, para, después, ser enterrado en Compostela.

Fue en 1963 cuando José Luis Sánchez-Agustino puso en marcha la Fundación Xacobea del Mar de Arousa y Ulla e incorporó a la misma a los ayuntamientos de Boiro, Cambados, Catoira, Dodro, Meaño, Meis, O Grove, Padrón, A Pobra do Caramiñal, Pontecesures, Rianxo, Riveira, Rois, Santiago de Compostela, Sanxenxo, Valga, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa.

Lo hizo, desde la ilusión, sabiendo desarrollar, de forma inteligente, una buena idea, en ese trecho temporal, intermedio, entre dos de los grandes años jacobeos del siglo XX: los de 1954 y 1965, realzando, con esa encomiable empresa, la Traslatio del Apóstol, al evocarla, a partir de entonces, por medio de esa singladura colectiva que promueve, de forma anual, poniendo también en valor a una muy hermosa ruta marítima.

Tras el fallecimiento de José Luis Sánchez-Agustino –en 2010, Año Santo Jacobeo– será su hijo Javier quien le suceda; con él, al frente de la Fundación, se presentó, ahora, el cortometraje A Ruta Xacobea do mar de Arousa e Ulla, vivencias. A orixe do Camiño de Santiago; se da, así, un paso más en una buena dirección que no es otra que la de mantener viva la idea de camino, y de peregrinación, teniendo en cuenta lo que Santiago el Mayor, con su culto, supuso para tan bello paraje gallego.

El Correo Gallego

Os socialistas cesureños instan a que remate a obra da cuberta do campo de fútbol canto antes.

O pasado sábado achegámonos ao campo de fútbol municipal Ramón Diéguez para ver o partido no que se xogaba o ascenso o Ulla C.F. cadete a primeira. A visita sirveu para vera situación da cuberta da grada, que sexa con chuvia ou con calor, perxudica e molesta ao público asistente, e que xa se extende por moito tempo. Tras a pregunta realizada no pasado pleno, o equipo de goberno respondeu que a paralización das obras de reposición da grada débese a quebra da empresa contratada. Agardamos que se resolva canto antes e non se alongue tanto como no caso da obra do parque do peirao (curiosamente, outra empresa contratada polo concello que tamén quebrou).
Por certo, noraboa ao Ulla C.F. cadete polo ascenso!!!

Socialistas de Pontecesures

Los concellos del Ulla ofrecen 19 rutas de senderismo y crean una asociación para el turismo fluvial.

El programa se inicia el 11 de junio en Dodro y concluirá el 29 de octubre en Santiso

Los veinte concellos bañados por el río Ulla dan un nuevo impulso al programa de rutas de senderismo Goza do Ulla 2022 a través de su presentación en Turexpo Galicia, en el marco de la Feira Internacional Abanca Semana Verde. Esta iniciativa pionera no pudo celebrarse en los dos últimos años a causa de la pandemia y ahora vuelve con fuerza.

Goza do Ulla ofrece un total de 19 rutas de senderismo para disfrutar del río y de los parajes que atraviesa de junio a octubre, con inicio el 11 de junio en Dodro y conclusión el 29 de octubre en Santiso. Cada ruta está programada en un concello, salvo Boqueixón y Vedra, que organizan conjuntamente el mismo itinerario a través de los dos municipios.

En la presentación en Turexpo participaron los alcaldes de los concellos implicados. En su nombre, el regidor de Vedra, Carlos Martínez Carrillo, intervino haciendo referencia al Concello de Touro y a su alcalde, Ignacio Codesido, como principal impulsor de esta iniciativa. Destacó que los veinte ayuntamientos trabajan en la creación de una asociación de concellos del Ulla. «Temos xa as bases para converternos nun destino fluvial de referencia», aseguró.

La Voz de Galicia

El Camino a Santiago pasa por O Salnés.

La mancomunidad apuesta por las rutas espirituales como producto turístico

Desde que existen los teléfonos móviles, no hay apariciones de vírgenes ni hallazgos de cuerpos santos. No se ofertan, pues, nuevos destinos para el turismo religioso y eso es estupendo para los ya consolidados. Sin prodigios ni milagros, tenemos lo que tenemos y entre los destinos del turismo religioso, ninguno en España como Santiago de Compostela. La ría de Arousa tiene la suerte de encontrarse en el camino a Compostela. Bueno, del camino, no, de uno de los caminos, para ser más precisos. Pero como el Camino clásico, el Francés, está ya demasiado visto, la moda andariega apuesta por nuevos itinerarios que lleven a la tumba del Apóstol y ahí aparece con luz propia la ruta santa de la costa, con toda su gracia y todo su encanto.

La alcaldesa de Meis, Marta Giráldez (Paradela, 1977), primera mujer que preside la Mancomunidade do Salnés, agrupación de los nueve municipios de la comarca, ha anunciado esta semana en La Voz de Galicia que el producto turístico estrella de la comarca para este año será la Variante Espiritual, un concepto con nombre de carretera nueva o de atajo, pero que no es tal, sino la manera de referirse a los caminos santos que conducen a Santiago y pasan por O Salnés.

Marta Giráldez detalla las variantes: «La del Pai Sarmiento recorre todos los concellos costeros y confluye con la subida del Ulla. Tenemos Navega o Camiño, una propuesta con un enorme potencial, puesto que permite hacer el Camino de Santiago a vela, sellando las etapas en cada puerto para arribar a Vilagarcía y, desde aquí, remontar el río y alcanzar Compostela caminando en una última etapa a pie. Camiño á Orixe permite a cualquier peregrino que llegue a Santiago tomar un tren y viajar a Vilagarcía de Arousa y a O Salnés, el origen del fenómeno xacobeo, en apenas 19 minutos, para poder conocer nuestra comarca, navegar la ría y el Ulla y hacer también ese último tramo a pie desde Pontecesures. Las cuatro, bajo el paraguas de A Orixe de todos os Camiños».

En este punto, surge una polémica porque hay teorías que defienden que el origen de todos los caminos a Compostela no es el Francés ni el de la Costa, sino el llamado Camino de la Plata. De hecho, el primer y único testimonio arqueológico de las reliquias del Apóstol Santiago está en Mérida: es una inscripción de mármol de época visigótica, de la primera mitad del siglo VII, dos siglos antes de la supuesta aparición de la tumba del apóstol en Galicia.

El estudioso Diego Muñoz apunta que «la teoría de varios investigadores es que fueron los mozárabes quienes difundieron en el norte la devoción del apóstol Santiago. El primer hospital de peregrinos que se conoce es del año 932 y estaba en La Bañeza, en pleno Camino de la Plata. Las principales comunidades cristianas, prosigue el estudioso, estaban al sur (Córdoba, Sevilla, Mérida). Cuando aparecen las supuestas reliquias del apóstol en Santiago de Compostela, los primeros peregrinos llegaban de tierra de moros. Otro dato es que en 1171 se funda en Cáceres la Orden de Santiago. Es a partir del siglo XI cuando en el resto de Europa empieza a adquirir importancia el Camino Francés».

«El camino viene desde el sur, incluso desde Cádiz, ya en época prerromana. Será un camino administrativo que une grandes ciudades como Gades, Hispalis, Emerita y Asturica. Y un camino cultural por donde viajan culturas y religiones, que, desde los puertos de Sevilla y Cádiz parten hacia América y Filipinas».

Por este Camino de la Plata anduvo Elio Antonio de Nebrija, cuyo 500 aniversario se conmemora este año, estudió los miliarios (mil pasos) romanos e hizo una media para averiguar la medida del pie romano. En ese tránsito continuo escribirá la primera gramática de la lengua castellana.

Enel  2015, conocí a un peregrino francés muy raro. Se llamaba Michel Cerdan (Orán, 1958), hacía el Camino de Santiago al revés y lo llamé el peregrino cangrejo: había salido de Compostela e iba descendiendo por la Vía de la Plata en busca de Andalucía hasta llegar a Güéjar de la Sierra (Granada) por el camino mozárabe, donde sus antepasados franceses se habían casado en 1680 con dos nativas tras llegar al pueblo con la intención de vender burros. Y el año de la pandemia, Nicolás de Rauglaudre recorrió el Camino Mozárabe de la Vía de la Plata con una sola pierna desde Almería hasta Compostela. Nicolás ha publicado uno de los libros más interesantes sobre el Camino: Relato de un peregrino con una sola pierna por el Camino de Santiago. En él, Nicolás cuenta las vicisitudes sucedidas durante los 720 kilómetros del Camino Francés de Roncesvalles a Santiago.

Como vemos el occidente peninsular está surcado por caminos que llevan a Compostela. Y lo trascendente, además del componente espiritual, es la pujanza del turismo que por ellos transita. No olvidemos que, cada año, 330 millones de personas peregrinan por motivos religiosos: 11 millones van a la Guadalupe mexicana, ocho millones a Fátima, cinco millones a Santiago de Compostela… Atraer una buena parte de ellos, que ya han recorrido las otras rutas y buscan caminos estimulantes a Santiago, es el objetivo de la oferta turística de la Variante Espiritual de O Salnés.

La Voz de Galicia