La Xunta cuenta con Vilagarcía para la captación de agua desde el Ulla.

La ampliación de la potabilizadora de Padrón blindará el abastecimiento de la ciudad

El abastecimiento de agua de la orilla norte de la ría de Arousa es peculiar por varias razones. La planta potabilizadora de Padrón es la que permite utilizar el río Ulla para ofrecer suministro a Padrón, Dodro, Rianxo, Boiro, A Pobra y Ribeira. Pero también a varios municipios de la orilla sur: Pontecesures, Valga y Catoira. Se trata del único gran sistema de Galicia cuya gestión está en manos de la Xunta, por decisión de los propios concellos, que cedieron sus competencias en el 2004. Por fin, las instalaciones también están conectadas con la red de Vilagarcía desde el 2007, aunque este canal de refuerzo para la capital arousana —que mantiene una gestión propia y bebe fundamentalmente de su captación en el Umia— jamás entró en funcionamiento. Ahora, esta situación está a punto de cambiar para aportar a la capital arousana un blindaje prácticamente definitivo frente a la sequía.

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, reunió ayer en Padrón a representantes de la decena de municipios concernidos. Entre ellos, Vilagarcía, que participó del encuentro a través del concejal de Obras, Lino Mouriño. La sesión sirvió para que la responsable autonómica incidiese en la inminente ampliación de la potabilizadora, «que a Xunta explota para tratar a auga captada do Ulla e serve a dez concellos, blindar o abastecemento e reforzar o de Vilagarcía».

Vázquez defendió la reciente Lei do Ciclo Integral da Auga, que además de «mellorar os servizos que se lles prestan aos cidadáns e contribuír ao coidado dos ríos e das rías», ofrece a los concellos la posibilidad de que encomienden a Augas de Galicia —cuyo gerente, Gonzalo Mosqueira, estuvo presente en el encuentro— la gestión de sus servicios relacionados con el agua.

No olvidó la conselleira referirse a la situación de sequía prolongada que fue decretada en febrero y afecta a buena parte de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa debido a la escasez de lluvias que la comunidad arrastra desde el otoño pasado. En ella se enmarcan los diez concellos arousanos convocados en Padrón. Por mucho que el estado de cosas no sea especialmente preocupante, «tendo en conta que o Ulla é o río máis caudaloso da conca e non rexistrou un descenso abrupto do seu caudal», Vázquez subrayó la necesidad de hacer un uso responsable de un recurso tan valioso, en busca de una nueva cultura del agua que arraigue en Galicia. Las acciones que adoptará su departamento, precisó, permitirán atajar las fugas que en las redes municipales alcanzan una media del 40 %, incluso del 60 %.

Una canalización de siete kilómetros ya construida que puede ayudar al resto de O Salnés

A la vista de la crudeza con la que la sequía está golpeando a las Rías Baixas y al conjunto de Galicia este año, la captación del Ulla cobra importancia no solo para la capital arousana, sino también para el conjunto de la comarca de O Salnés. Como quiera que Vilagarcía está conectada a la red de la mancomunidad en O Rial, el agua del Ulla también puede contribuir al abastecimiento general de la comarca en caso de que su fuente fundamental, en el Umia, atraviese dificultades. Por ello, a los 93.000 habitantes que la Xunta destaca en los diez municipios originales a los que beneficiará la ampliación de la potabilizadora de Padrón pueden sumarse bastante más ciudadanos.

La conexión de la ciudad está, en realidad, construida desde hace quince años. Tan solo resta una actuación de carácter menor para que la infraestructura, una canalización de siete kilómetros de longitud que se inicia en Pontecesures, se sume a los depósitos que la red municipal posee en Bamio. Implantarla requirió la inversión de 3.310.654 euros, de los que Augas de Galicia financió el 60 % mientras Vilagarcía asumía el 40 % restante. El Concello no lo hizo directamente, sino a través de la empresa que gestiona el servicio, Espina & Delfín, que obtuvo a cambio una prolongación de veinte años para su período de concesión.

El apunte de En Común

Este compromiso de Espina & Delfín con la financiación del proyecto es algo en lo que ayer incidió el portavoz de Vilagarcía en Común, Juan Fajardo, a la hora de que Ravella plantee la finalización de la canalización y su conexión con la red municipal.

La Voz de Galicia

Reclaman que se recuperen los servicios ferroviarios previos a la pandemia.


Inciden en que son importantes para las estaciones de Padrón, Pontecesures y Catoira.

Los usuarios del servicio ferroviario en las estaciones de la comarca del Ullán han remitido un escrito a Renfe en el que reclaman la recuperación de los servicios previos a la pandemia, época en la que se decidió recortarlos para evitar la expansión del virus. Luis Sabariz, uno de los impulsores de la carta remitida a Renfe, recuerda en la misiva que “una de las 41 resoluciones aprobadas por el Congreso de los Diputados como colofón al debate del Estado de la Nación, fue la recuperación inmediata de todos los servicios a los niveles previos de la pandemia”.

Aunque desde el Gobierno se indica que las resoluciones están en marcha. los usuarios de la vía que atraviesa el Ullán no tienen esa misma sensación ya que, a día de hoy, «nada sabemos sobre la puesta en funcionamiento de alguno de los servicios que existían entre Vilagarcía y Santiago y que fueron suprimidos, especialmente los trenes denominados cortos».

Desde el colectivo se destaca que estos servicios son importantes para las estaciones de Padrón, Pontecesures y Catoira, por lo que emplazan a «que se pongan en marcha sin más dilación y con parada en esta última localidad, pues antes no lo hacían, algo perjudicial para los vecinos de la misma». Para Sabariz «es el momento de demostrar que estos trenes de proximidad por la vía convencional son fundamentales para esta comarca», De nada vale estableces la gratuidad de los servicios del 1 de septimebre al 31 de diciembre si son menos los trenes que circulan.

Faro de Vigo

Más de 1,3 millones de euros para rehabilitar la carretera PO-548 de Pontecesures a Vilagarcía

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade ha adjudicado por un importe de 1.366.104 euros a las obras de mejora de la carretera autonómica PO-548, a su paso por los concellos de Pontecesures, Valga, Catoira y Vilagarcía de Arousa. La labor ha sido asignada a la empresa Construcciones y Obras Taboada Ramos, S. L. U. y empezará a finales de agosto. Según las condiciones marcadas por la Xunta, los trabajos deberán estar terminados en un plazo de seis meses.Regístrate gratis y recibe cada mañana en tu correo las principales noticias del día.

El objetivo de esta actuación es el acondicionamiento y rehabilitación de algo más de diecisiete kilómetros de la vía, en el tramo que une Pontecesures y Carril. Se trata de una carretera con una importante densidad de tráfico, por lo que la intervención sobre el asfalto es fundamental para garantizar la seguridad de quienes transitan por ella.

Las operaciones que se van a desarrollar en el marco de este proyecto de rehabilitación consistirán en la reposición del firme mediante el fresado y, posteriormente, la reposición de las zonas deterioradas y la aplicación de una nueva capa de rodadura. Además, también está previsto mejorar la señalización horizontal de la carretera, con el repintado de las líneas continuas y discontinuas, símbolos, pasos de cebra y resaltes.

Carriles más estrechos

En lo que se refiere a las marcas que delimitan el eje de la calzada, se propone la disposición de una doble línea continua en algunos tramos. En otras partes del trayecto, en las cuales —y por diversas cuestiones— lo que se pretende es conseguir una reducción de la velocidad de los vehículos que por allí transitan, el proyecto plantea una clara reducción del ancho de los carriles destinados al tráfico rodado, estableciendo una zona central que será cebreada.

Por otra parte, y dado que la carretera PO-548 presenta numerosas intersecciones con otras vías de menor importancia, el proyecto que se va a ejecutar a partir de finales de agosto recoge una serie de medidas para aumentar la seguridad vial en estos puntos. En concreto, en esas intersecciones, y también con la finalidad de facilitar los movimientos de incorporación o abandono de la vía principal, e incluso a fin de posibilitar cambios de sentido, se aplicará una capa de rodadura, sobre la cual se procederá al pintado de las marcas viarias necesarias para garantizar que las maniobras que aborden los conductores se puedan llevar a cabo con la seguridad debida, según informa la Xunta.

La Voz de Galicia

Ambulantes denuncian la proliferación de marcas piratas en los mercadillos.

Vendedores ilegales ‘invaden’ durante el verano las ferias en el Salnés y Padrón sin que policías locales o Guardia Civil actúen.

Un grupo de comerciantes autónomos de la comarca del Salnés denuncia públicamente la “competencia desleal” que vienen sufriendo por la proliferación de vendedores ilegales que se instalan en los mercadillos ambulantes. En las últimas semanas detectaron la presencia de muchos de estos ilegales que carecen de la documentación requerida y, lo que es más grave, ponen a la venta ropa y productos con marcas falsificadas sin que intervengan la Policía Local ni la Guardia Civil.

Este presunto “delito fiscal”, cometido por defraudadores, causa un “enorme perjuicio a los ambulantes legales”, puesto que “tiran los precios” y “no podemos competir con ellos”. Esta situación se viene detectando en los mercadillos de Sanxenxo, Portonovo, Vilagarcía y Cambados sin que las autoridades actúen para ponerle coto.

La falta de unión del sector de los ambulantes, así como el temor a sufrir represalias, impide que estos denuncien ante los ayuntamientos las irregularidades que perjudican a los autónomos los cuales pagan sus cuotas y sufren las gravosas consecuencias de esta competencia desleal.

La mayoría de estos vendedores intrusos son de procedencia extranjera o de minorías étnicas, que parecen sentirse protegidos porque las autoridades prefieren mirar para otro lado antes de que alguien los acuse de racismo si pretenden devolver la legalidad al mercadillo.

De no existir esa indolencia de parte de las autoridades, tampoco se verían las escenas que se presenciaron en la zona de Baltar (Sanxenxo) el pasado lunes y jueves: policías locales por un lado, Guardia Civil acompañada de agentes GNR portugueses por otro sin que prestaran atención a las numerosas marcas falsificadas de ropa y zapatos exhibidas por doquier.

Los ilegales no son minoría, sino que en esta época ocupan “más de la mitad de los espacios reservados para la venta ambulante”. Aprovechan huecos que dejan libres comerciantes habituales en el recinto y en verano se incrementa el número de los que acuden a ofrecer sus mercancías ilícitas.

Un vendedor ambulante legal suele pagar algo más de 1.000 euros/año en Sanxenxo y Portonovo por un espacio de 20 metros, mientras que en Padrón, por 60 metros, cotizan alrededor de 3.000 euros anuales. Obviamente, los intrusos se ahorran este gasto, junto con el recibo de autónomo, seguro de la carpa y la ITV del vehículo.

El Correo Gallego

La ría de Arousa y el apóstol.

GALICIA tiene en Santiago el Mayor un referente muy especial; tanto es así que el recuerdo de su huella se ha mantenido en su territorio. Esto sucede, de una manera concreta, en la ría de Arousa que, con su continuidad en el Ulla, fija, en su espacio, un lugar en el que se dice que predicó –Santiaguiño do Monte– y otro, Padrón, al que, según antiguos relatos, llegó su cuerpo, atravesando mares, tras su decapitación, para, después, ser enterrado en Compostela.

Fue en 1963 cuando José Luis Sánchez-Agustino puso en marcha la Fundación Xacobea del Mar de Arousa y Ulla e incorporó a la misma a los ayuntamientos de Boiro, Cambados, Catoira, Dodro, Meaño, Meis, O Grove, Padrón, A Pobra do Caramiñal, Pontecesures, Rianxo, Riveira, Rois, Santiago de Compostela, Sanxenxo, Valga, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa.

Lo hizo, desde la ilusión, sabiendo desarrollar, de forma inteligente, una buena idea, en ese trecho temporal, intermedio, entre dos de los grandes años jacobeos del siglo XX: los de 1954 y 1965, realzando, con esa encomiable empresa, la Traslatio del Apóstol, al evocarla, a partir de entonces, por medio de esa singladura colectiva que promueve, de forma anual, poniendo también en valor a una muy hermosa ruta marítima.

Tras el fallecimiento de José Luis Sánchez-Agustino –en 2010, Año Santo Jacobeo– será su hijo Javier quien le suceda; con él, al frente de la Fundación, se presentó, ahora, el cortometraje A Ruta Xacobea do mar de Arousa e Ulla, vivencias. A orixe do Camiño de Santiago; se da, así, un paso más en una buena dirección que no es otra que la de mantener viva la idea de camino, y de peregrinación, teniendo en cuenta lo que Santiago el Mayor, con su culto, supuso para tan bello paraje gallego.

El Correo Gallego