Rescatan oito cachorros lanzados a colectores no Deza e en Pontecesures.

Persoal do Centro de Acollida e Protección de Animais (CAAN) da Deputación de Pontevedra rescatou nestes primeiros días do ano a dúas camadas de oito cachorros que foron lanzados a dous colectores nos núcleos urbanos en Lalín e Pontecesures. Aínda que un deles faleceu ao chegar ao centro, os outros sete, con apenas horas de vida no caso de Lalín e escasos días no de Pontecesures, estanse a recuperar cos coidados ofrecidos polo persoal de Caan. A primeira das camadas apareceu nunha caixa dentro dun colector en Lalín no mesmo día 1 de xaneiro, na Rúa Principal. Eran dúas femias, Alicia e Ana, e dous machos, Leo e León, que faleceu polo delicado estado de saúde en que se atopaba. Posteriormente, o día 12 de xaneiro persoal do centro da Deputación rescatou outra camada, cunha femia, Sala, e tres machos, Yogui, Cibrán e Xenaro, tamén nun colector na rúa Victor García de Pontecesures. O aviso deuno unha muller que viu como paraba un coche preto do lugar e, tras escoitar un ruído, acercouse ao colector e viu os cans. Estaban tamén nunha caixa. De seguir a evolución favorable, os cachorros pasarán no centro polo menos tres meses ata completar as pautas de vacinación antes de saír en adopción.

El Correo Gallego

Escasez de lamprea en la primera semana de campaña en el Ulla.

Como ya ocurrió el año pasado, la campaña de la pesca de la lamprea en el curso fluvial del Ulla ha empezado muy floja, y el preciado pez apenas se deja capturar por los valeiros de Pontecesures, los únicos que de momento han optado por lanzar sus nasas al río desde el día 4, en el que oficialmente se estrenó la temporada. La primera lamprea fue capturada por Ramón Agrasar el pasado día 6, festividad de Reyes, y degustada por un grupo de vecinos de la localidad pontevedresa, que hicieron una hucha y llegaron a pagar por el ejemplar, de 1,4 kilogramos, 180 euros. “Por fin el primer ejemplar se queda en Pontecesures”, explican que exclamaron.

Tras un inicio en el que las nasas de butrón que se utilizan para esta pesca llegaban vacías a puerto, esta semana la lamprea se está dejando querer más, gracias al buen tiempo, y los valeiros están capturando entre 12 y 14 ejemplares estos días, con un peso medio de 1,5 kilos y un precio que ronda los 40 euros.

“Ahora va algo mejor, pero el río sigue teniendo poca agua. Lo ideal era que vinieran algunas borrascas y movieran el río, porque la pesca de la lamprea necesita más corriente”, explica un experto valeiro de Pontecesures y miembro de la Cofradía de Carril, Pepe Barreiro, que ayer junto a su compañera de embarcación capturó seis ejemplares del demandado pez.

La campaña de la pesca de lamprea en el río Ulla se abrió el pasado 3 de enero y se prolongará hasta mediados de abril.

Están autorizadas para pescar en el río Ulla unas catorce embarcaciones de las cofradías de Carril y Rianxo, con una media de dos pescadores por barco. De momento, y ante la escasez de la especie, los marineros de campaña de la lamprea y las nasas que se colocan en el río tan sólo pertenecen a las siete embarcaciones de Pontecesures.

Más de un centenar de nasas fueron sumergidas por los marineros de Pontecesures entre el puente romano y la desembocadura del Sar en la primera jornada, que no dio sus frutos. Aunque esta semana ya recogen a diario algunos ejemplares que tras pasar los controles rutinarios de peso, vuelven a la mano del pescador, que negocia su venta con los dueños de los restaurantes.

LIMITACIONES. La pesca de la lamprea se hace a bordo de embarcaciones, y para llevar a cabo las capturas, se utiliza un aparejo llamado butrón. Se trata de una nasa de forma cónica que se lanza desde el barco al agua para después ir tirando de los cabos. Este sistema permite que el ejemplar capturado quede intacto, favoreciendo que se mantenga su textura y sabor. Un trabajo artesanal y laborioso para recoger las preciadas lampreas, uno de los peces más antiguos que exieten en el planeta.

Según se establece en la orden de la Xunta de Galicia, las redes solamente podrán estar colocadas desde las 20.00 horas hasta las 8.00 horas, quedando prohibida la captura entre las 8.00 de los sábados hasta las 20.00 horas de los lunes.

La pesca de la lamprea solo se puede realizar en las zonas autorizadas y con una serie de limitaciones. Así, en caso de las pesquerías de Areas y As Vellas, los pescadores deben dejar libre el canal del río, y no pueden trabajar en la llamada vena. También tienen que utilizar redes que no causen daño a otras especies piscícolas, y todas las que se capturen en las pesquerías que no sean lampreas, tendrán que ser devueltas a las aguas del cauce fluvial.

El Correo Galego

Pontecesures busca la fórmula para que Nestlé pueda ampliar su fábrica.

El primer paso sería una modificación puntual del plan urbanístico

El 16 de agosto de 1939 salió de la nueva fábrica de Nestlé en Pontecesures el primer bote de leche condensada de su historia. Desde entonces y hasta ahora, esa factoría ha sido un motor imparable del empleo en esta localidad del Baixo Ulla, convirtiéndose, en palabras del alcalde de esta localidad, Juan Manuel Vidal Seage (PP) en «un símbolo do pobo». Y entre que hablamos de puestos de trabajo y de historia viva, el regidor reconoce estar trabajando sin pausa para intentar garantizar a la empresa que podrá acometer los grandes planes que tiene para su factoría cesureña, que la firma quiere y necesita ver crecer. «Falamos dun proxecto moi importante, porque pretenden converter a factoría na referencia de leite condensada, e dunha inversión de máis de dez millóns de euros», advierte el regidor.

Pontecesures no quiere perder el tren de Nestlé y por eso el Concello trabaja codo con codo con la empresa para que el proyecto esbozado por esta pueda salir adelante. Hace unas semanas, Vidal Seage acudió a Portos de Galicia para trasladar la situación a esta entidad, cuyo concurso será fundamental para que los planes salgan bien. Y es que son titularidad de Portos los 4.000 metros cuadrados a los que Nestlé aspiraría para crecer sobre ellos. Antes lo haría sobre la propia parcela que ocupa en la actualidad, ampliando el suelo edificable y permitiendo ganar el hueco preciso para que en Pontecesures, además de fabricar la leche condensada, se pueda habilitar una zona de embalaje y almacenamiento del producto. En este contexto, el Concello considera imprescindible dar un impulso al Plan de Usos Portuarios de Pontecesures, un documento que permitirá ordenar la zona y abrir la puerta a la posible ampliación de Nestlé. La empresa, de momento, prefiere guardar un prudente silencio al respecto de sus planes para Pontecesures: «Como es habitual, Nestlé implementa mejoras en sus fábricas para alinearse con sus necesidades de negocio y su hoja de ruta de sostenibilidad», dicen desde el gabinete de comunicación.

En cualquier caso, la operación para abrir la puerta a una eventual ampliación de la factoría es compleja, toda vez que la fábrica está ubicada al lado del Ulla, en una zona afectada por múltiples normativas. En el plan deberán verse implicadas varias administraciones, además del Concello: Portos, Costas, Patrimonio, Industria… «Temos que atopar un punto de equilibrio entre todas as partes», explica el alcalde Juan Manuel Vidal Seage, quien destaca la importancia de ir de la mano de la multinacional, trabajando de forma armónica. El primer paso es conseguir una modificación puntual del plan urbanístico, un trámite por el que se cambiaría a industrial el uso de algunas zonas, y que permitiría abrir un acceso peatonal a la zona de Porto.

La Voz de Galicia

Falleció María Ermitas Taibo Jamardo.

A los 80 años de edad falleció esta vecina de Infesta que estaba casada con Luis Sánchez López. El velatorio está instalado en el Tanatorio Iria Flavia de Padrón. Mañana domingo 9 de enero, a las 18 horas, tendrá lugar el funeral «Corpore Insepulto» en la Iglesia de Pontecesures. Seguidamente los restos mortales recibirán sepultura en el Cementerio Parroquial de San Xulián.

Descanse en paz.

Falece Carlota Paz, a gran fonte de inspiración de Borobó.

A primeira obra do escritor é unha lenda que ela lle narrou

Foi a súa compañeira en vida e unha das encargadas de manter o seu legado trala súa morte. Pero sobre todo, Carlota Paz Barreiro, que a pasada madrugada falecía aos 97 anos de idade, foi a principal fonte de inspiración de Raimundo García Domínguez, Borobó. Así o manteñen os seus achegados e o confirma Xoán po’reás, a primeira obra do escritor, un texto que era unha lenda que a propia Carlota escoitara dos beizos da que era a súa coidadora de nena e despois lle narrara ao seu home.

Da man de Borobó, ela mergullouse de cheo no eido literario. Casaron a finais dos anos 40, cando el, despois de pasar por diversos campos de concentración durante a Guerra Civil, se estableceu en Santiago e traballou en La Noche. Xuntos participaban nos faladoiros que tiñan lugar tanto en establecementos hostaleiros como nas propias casas dos escritores. Nun deles, un que se celebraba na taberna A Carballeira de Vigo, foi onde Álvaro Cunqueiro tivo a idea de dedicarlle un poema a cada unha das parellas das plumas presentes. Os versos escritos por el na honra de Carlota, que levan o seu nome, son os únicos que aínda se conservan.

A parella residiu en Santiago ata o 1965, ano no que establece a súa residencia en Madrid. Aínda así, cada verán desprazábanse á localidade boirense de Trebonzos, onde estaba a casa familiar. Tralo falecemento de Borobó, no 2003, Carlota Paz permaneceu na capital, aínda que hai un lustro, cando xa requiría coidados debido á súa idade, regresou a Compostela.

Desde alí onde estaba residindo, Carlota Paz sempre se brindou a manter viva a memoria do seu home, desprazándose en diversas ocasións a Boiro para acudir ás homenaxes que se lle tributaron ao escritor, nomeado fillo adoptivo. A asociación cultural que leva o nome do intelectual agradeceulle ese esforzo nomeándoa, no 2010, presidenta de honra.

A nivel persoal, Carlota Paz caracterizouse por ser unha persoa afable e sinxela, así como por estar moi orgullosa dos seus cinco fillos. A máis coñecida en Barbanza é Paola García Paz, pintor vinculada á asociación Barbantia que foi durante moito tempo a man dereita de María Luisa García na extinta asociación O Faiado.

La Voz de Galicia