Letras Galegas 2024. Certame de Relato Curto en Pontecesures.

Na mañá de onte tivo lugar a entrega de premios do Certame de Relato Curto realizado polo Concello de Pontecesures no marco do Día das Letras Galegas deste ano.

Formando o xurado, contamos coa presenza de Mª Belén Senín Santiago e Ana Lorenzo Blanco, filólogas galegas e premiadas en certames de diferente índole literaria. Agradecer a súa colaboración altruista e profesionalidade para valorar os traballos realizados polos participantes.

A Alcaldesa Maite Tocino deu a benvida a participantes e familias, agradecendo a presenza e destacando o valor cultural e literario destas iniciativas. Posteriormente o Concelleiro de Educación, Deportes e Mocidade, Alberto Rivas, fixo entrega xunto co xurado dos premios aos gañadores do certame, que presentaron os seus relatos de forma anónima e firmados con seudónimo para garantir a transaparencia do mesmo.

O primeiro premio foi para o relato «Ata sempre, Jules» asinado por Sra. Bigotes e realizado por Helena García.

O segundo premio foi para o relato «Flor Amarilis» asinado por Froggy e realizado por Itxaso Illarramendi.

O terceiro premio foi para o relato «Luces Azuis» asinado por Pitán e realizado por Nicolás Calvo.

Parabenizar ás persoas gañadoras e animalas a seguir cultivando o talento literario en galego, de vital importancia para o futuro. Vémonos na próxima edición!

Concello de Pontecesures

O bilbaíno de orixe xalleiro Iñaki Túrnez recolleu en Padrón o Premio Literario Camilo José Cela.

Presentáronse máis dun cento de relatos de toda España

Iñaki Túrnez, no centro, recibindo o premio de mans do alcalde, Anxo Arca

Iñaki Túrnez, no centro, recibindo o premio de mans do alcalde, Anxo Arca.

“Recibo este premio en honor a unha xalleira, a miña bisavoa Carmen Turnes. O bisneto volve a casa”. Con estas palabras recollía este sábado Iñaki Túrnez o premio da 33 edición do Premio Literario Camilo José Cela, que convoca o Concello de Padrón e que lle entregou o alcalde, Anxo Arca, no paraninfo da fundación que leva o nome do Nóbel.

Presentáronse máis dun cento de relatos de toda España. “É xa un certame cunha forte implantación, e aínda que se diga que nunca son bos tempos para a literatura, aquí estamos, entregando o premio da 33 edición dun dos certames literarios máis consolidados de todo o Estado”, dixo o rexedor, Anxo Arca.

O premio está dotado con 1.500 euros e unha estatuíña co busto do escritor. Tras recoller o galardón, Iñaki Túrnez asegurou que “Divina Apostasía é o meu relato máis disparatado e irreverente. Cando o rematei, atopei as bases do Premio Camilo José Cela e díxenme: isto a don Camilo non lle ía a escarmentar en absoluto”, polo que decidiu presentalo ao certame padronés.

El Correo Gallego

El Museo do Ferrocarril reabre sus puertas y reactiva la demanda de un servicio de cercanías.

El Museo do Ferrocarril reabre sus puertas y reactiva la demanda de un servicio de cercanías
La alcaldesa de Santiago, Goretti Sanmartín, y el regidor de Vilagarcía, Alberto Varela, descubrieron la placa del Mufevi.

Vilagarcía ya tiene abiertas las puertas de su Museo do Ferrocarril, la huella histórica que demuestra la vinculación de la capital arousana con el “monstro de ferro”, que trajo el progreso a la ciudad hace ya 150 años. El entorno del Mufevi se vistió de gala con la presencia de personalidades políticas y otras vinculadas al mundo del tren. Carlos Abellán, que dirigió el Museo del Ferrocarril de Madrid, ejerció de maestro de ceremonias en el acto de inauguración. En él se quiso emular el primer viaje del tren en Galicia, que unió las localidades de Cornes y Carril en el año 1873. Es por ello que la alcaldesa de Santiago, Goretti Sanmartín, y la teniente alcalde de Padrón, Chus Campos viajaron en tren desde sus respectivas localidades para no perderse el acontecimiento. En el andén les esperaba el alcalde vilagarciano, Alberto Varela. 

Ya en el Mufevi Abellán hizo un pequeño repaso por los detalles históricos que motivaron en su día la puesta en marcha de esta línea férrea, con un relato plagado de nombres de intelectuales como Trulock o Domingo Fontán. En su intervención aprovechó para reclamar una parada “aínda que sexa facultativa e durante a tempada estival” para Carril, al entender que “é un auténtico luxo que o tren pare xusto ao lado da praia”. Abellán también reclamó una conexión directa con Portugal e incidió en la importancia de contar con una línea férrea de cercanías, demanda esta que también sonó en boca de Goretti Sanmartín y del propio Alberto Varela.

El regidor vilagarciano explicó que la capital arousana no sería tal y como la conocemos sin esa primera línea de ferrocarril. “O tren fixo posible que Vilagarcía contase cun porto do Estado co coñecido ‘muelle del hierro’ como símbolo. Tamén permitiu a unión nunha soa cidade de Carril, Vilagarcía e Vilaxoán”, manifestó. También hizo alusión a que fue precisamente ese progreso el que puso en pie el Balneario de A Compostela, en su día “paradigma do turismo en Galicia”. Varela aplaudió esa colaboración con Santiago, haciendo alusión a que Vilagarcía “é o inicio do Camiño e Compostela é o final”.

La regidora santiaguesa hizo referencia a que la línea Cornes-Vilagarcía supuso un antes y un después en el desarrollo de Galicia. “Trouxo progreso e benestar”, declaró. Recordó que en aquel primer viaje el tren salió de Cornes (en Conxo) a la una menos cuarto y que a su llegada a Vilagarcía un globo aerostático celebraba tan histórico momento adornado con motivos ferroviarios. En esta reinaguración –con el Mufevi recuperando el color blanco original– no hubo globo aerostático, pero sí personajes vestidos a modo de ferroviarios y una visita guiada al interior del espacio, que busca ser un elemento dinamizador para el turismo.

En el interior del Mufevi puede conocerse la historia del ferrocarril y su incidencia en Vilagarcía, así como descubrir lo que él supuso para el desarrollo turístico de todo su entorno. También hay decenas de maquetas de locomotoras y vagones, así como una mucho más grande y en movimiento. La reinauguración del Museo do Ferrocarril de Vilagarcía se enmarca dentro de los actos del 150 aniversario de esta primera línea de tren. Estos continúan el próximo viernes a las siete de la tarde con la inauguración de una exposición y una charla en el Gato Negro de Carril. 

Diario de Arousa

Sigue el juicio contra el acusado de incendiar una vivienda de Padrón con tres personas dentro.

La Fiscalía solicita 15 años de prisión por los hechos ocurridos en 2021

Residía en esa casa de Bascuas junto con su hermana, cuñado y sobrina

Estado en el que quedaron dos de las estancias de la casa que ardió en Bascuas

Estado en el que quedaron dos de las estancias de la casa que ardió en Bascuas.

Continúa el juicio contra el sujeto que prendió fuego a una casa de Bascuas (Concello de Padrón) con sus familiares dentro en julio de 2021, y para el que la Fiscalía solicita 15 años de prisión. Será en la sección sexta de la Audiencia con sede en Santiago el próximo lunes 23, a partir de las 12.30 horas.

Según el relato de los hechos, el acusado (español, mayor de edad y sin antecedentes penales) accedía al inmueble en el que convivía con su hermana, cuñado y sobrina, el 8 de julio a las 20.00 horas, para dirigirse a la planta superior de la misma. Allí, «con ánimo de quemar la vivienda y pese a ser consciente del peligro que generaba para la vida e integridad física de su hermana y su sobrina que sabía que se encontraban en el salón ubicado en la planta baja (luego habría entrado el cuñado en el inmueble), utilizó un encendedor y una lata que contenía disolvente y con ellos plantó fuego en cada una de las cuatro habitaciones de dicha planta», aseguran desde el Ministerio Público. Declarado culpable por asesinar a su madre y causar un incendio en Oroso Marcos Manteiga Outeiro

Acto seguido y con idéntico ánimo, «se dirigió a la planta baja y utilizando el mismo método, prendió fuego en una de las habitaciones». A consecuencia de su presunta conducta, el acusado provocó el incendio del inmueble que se quemó prácticamente en su totalidad, haciéndolo inhabitable. Para su extinción fue necesaria la intervención del Grupo de Emergencias Supramunicipal de Padrón (GES).

El valor de los desperfectos materiales causados ascendió, según tasación pericial, a la cantidad de 60.714,05 euros, reclamando dos de los perjudicados su abono. Respecto a los gastos de extinción, ascendieron a 1.731 euros, y el GES reclaman el importe de los mismos.Según la calificación del fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de incendio del art. 351 del Código Penal, por lo que solicita la imposición al acusado de la pena de 15 años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante la condena.

El Correo Gallego

Sísifo en Cesures.

Durante los años de infancia en Santiago, mi cuento favorito era «Xoán Po’reás». Una leyenda que mi madre había escuchado por primera vez en los labios de Dina. Esta chica de Sorribas cuidaba de los pequeños en la casa de los abuelos de Padrón. Cuando llovía a las orillas del Sar, un tropel de chiquillos se arremolinaba en su escalera interior para oírle contar aquel relato inmemorial.

También mi padre cayó embrujado por la historia, que le había narrado mi madre cuando todavía eran novios. Publicada inicialmente por «Borobó» en castellano en 1954 y reeditada en gallego en 1992, la leyenda fantástica del burlador de diablos fue llevada a escena nueve años. Ocurrió que una pedagoga con inquietudes de Pontecesures quiso que sus pequeños alumnos representasen una obra teatral del escritor y periodista Raimundo García Domínguez, hijo predilecto de la villa.

Como mi padre había fallecido el 28 de agosto de 2003 y su dramaturgia estaba dirigida a un público adulto, le propuse a la filóloga y maestra Iolanda Rodríguez Aldrei, adaptar su cuento «Xoán Po’reás» para loas tablas y así lo hizo. Finalmente, la representación se celebró en elo Centro Sociocultural cesureño hacia el verano de 2014. Actores tan noveles como precoces reprodujeron con talento en dieciséis escenas los sabrosos diálogos del zapatero remendón con los demonios que deseaban conducirlo al Averno. El mostrador, la higuera del Pico Sacro, el cielo, el infierno y el purgatorio decoraron esta primicia teatral de una historia milenaria.

Tirando de sentido el humor, «Borobó» había situado la patria chica de «Xoán Po’reás» en San Xián de Requeixo (la parroquia cesureña donde él mismo vio la luz y escribió esta pieza literaria). Su trama evocaba a «Federico», una obra de Próspero Merimée basada en un cuento napolitano de finales de la Edad Media, «extraña mezcla de la mitología griega con las creencias del cristianismo», según aclaraba en la primera edición del cuento.

Como en otras suposiciones, mi padre no iba descaminado. Al leer los detalles del mito de Sisifo, he descubierto los orígenes ancestrales de «Xoán Po’reás» en esta leyenda helena. Casi todos sabemos que el astuto rey fundador del Corinto fue condenado por Zeus a subir eternamente una piedra pesada ladera arriba de una montaña, que luego caería desde la cima hasta el valle en bucle continuo. Sin embaro, resulta menos conocido que la causa de castigo tan terrible fue que el rey de los dioses acabó hartó de Sísifo, quien engaño con sucesivas artimañas a Tánatos, Ares y Hades para no ser conducido al inframundo.

Pues bien, el zapatero prodigioso de Requeixo hizo algo parecido con los diablos Marelo, Perello y Mefistófeles, a los que supo embaucar con sus trucos satisfactoriamente. Pues Satán nunca pudo arrastrarle a sus dominios infernales, mientras Zeus sí los consiguió con Sísifo. Transcurridos veinte años desde el fallecimiento de «Borobó», una vez contrastado el paralelismo de su personaje pontevedrés con el monarca griego, sigo prefiriendo el desenlace feliz que le otorgó al artesano cesureño.

Por Raimundo García Paz.

Diario de Pontevedra

“Vengo de una familia humilde y que ahora vea su nombre en una plaza de Padrón es muy grande”.

Pepe Domingo Castaño

Pepe Domingo Castaño

Se trata, sin duda, de una de las voces más talentosas de la historia de la radio española. Por todo lo vivido, Pepe Domingo Castaño Solar (Lestrove, 1942) tiene siempre una historia que contar. El relato de su dilatada trayectoria en la música, la televisión y ante los micrófonos radiofónicos es el mejor ejemplo de la constancia y superación de un niño que se crio en tiempos difíciles en las plazas y rúas de Padrón y que, haciéndose a sí mismo, consiguió dar el salto al estrellato. Hoy nos habla, emocionado, del gran premio que este mediodía (13.00 horas) va a recibir en la villa rosaliana, donde se estrena la Praza de Pepe Domingo Castaño. El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, le arropará en el acto de inauguración, al que también se sumarán numerosos familiares, amigos del alma y vecinos.

Padrón tendrá desde hoy una Praza de Pepe Domingo Castaño. ¿Se le pasó alguna vez por la cabeza que llegaría este momento?

Cuando sales de tu pueblo a la aventura, pensando en hacer realidad tus sueños, siempre piensas en que algún día tu familia, tus amigos, tus paisanos sean testigos de tu triunfo. Y, por qué no, buscas también el reconocimiento de tu pueblo. Yo vengo de una familia humilde, que sabe lo que cuesta abrirse paso en la vida. Quizás por eso, nunca pensé que alguna vez la familia Castaño Solar pudiera tener su nombre en una plaza de Padrón.

Me consta que cuando algunos amigos le comentaban que esta plaza era una deuda pendiente de su pueblo solía decir siempre que no, que no quería calles ni monumentos ni nada que se le pareciese…

No quería calle porque nunca sabes qué calle te van a poner y, además, me parecía que no me la merecía. Pero, cuando me hablaron de esta plaza, donde nacieron todos mis sueños y donde jugaba de niño, algo dentro de mí me dijo: adelante. Y por eso acepté, sobre todo por mi familia, que hoy estará muy orgullosa.

Es un reconocimiento a toda una vida de éxito en la música, la tele y la radio: de todo lo conseguido. ¿Qué es lo que más le enorgullece?

Haber tenido la valentía de ir dejando cosas para conseguir el triunfo en mi profesión. Haber salido primero de Padrón a Santiago, de Picusa a Radio Galicia; y luego salir de Santiago a Madrid, una auténtica locura en aquellos tiempos. Más tarde, pasar una prueba de 5 años en Radio Centro esperando una llamada de la SER, que era mi objetivo, hasta que la llamada se produjo y esa llamada fue la confirmación de que, como decía mi paisano Camilo José Cela, el que resiste, gana siempre.

Continúa en la radio y con 80 años su voz y creación siguen siendo inconfundibles. Ha dicho que hasta que se le acaben las palabras. Pero ¿se pone algún límite?

Yo suelo decir, como motivación extra para no venirme abajo y dejarlo todo, que estaré disfrutando de la radio hasta que consiga hacer el mejor programa de mi vida. Continuaré hasta lograrlo o, como dice el título de mi libro, hasta que no pueda más o hasta que se me acaben las palabras.

La concesión de la plaza en Padrón ha tenido una gran repercusión mundial. Julio Iglesias le ha felicitado desde América…

Julio me ha llamado casi tan emocionado como yo. Está deseando venir a Padrón conmigo y tomar unos pimientos en la Pulpería Rial. Me lo promete todos los veranos, pero, por una razón o por otra, nunca ha podido venir. Hace unos días me dijo que en junio pensaba estar en Galicia y que el marisco y los pimientos se fueran preparando porque está deseando darse un atracón de su comida favorita.

Últimamente estamos viendo en redes sociales al Pepe Domingo más poeta. ¿Con qué animo se levanta cada mañana?

Con muchas ganas de vivir y de darle a la gente todo lo que llevo dentro. Creo que con los años tu forma de entender la vida va cambiando y necesitas más a la gente que te rodea, a tu familia, a tus amigos, a tu pueblo…

¿Qué se va a montar hoy en Padrón para inaugurar su plaza?

No sé qué va a pasar. Me da miedo, porque que la familia Castaño Solar vea su nombre en una plaza tan emblemática es algo muy grande. Por mi padre Antonio y por mi madre Rosa, por mis hermanos Antonio y Chicha, que ya no están, por mi novia eterna Tere, por mis hijos Óscar y Hugo, por mis nietos María y Alfonso, por mis amigos y padroneses todos… ha valido la pena todo lo vivido.

El Correo Gallego