Portos certifica la cesión del Club Naútico para su ampliación

Noticia del día 10 de Noviembre publicada en El Diario de Arousa.

El presidente de Portos de Galicia, Vicente Irisarri Castro, firmó ayer la resolución por la que otorga al Concello de Pontecesures la concesión por un período de quince años de las actuales instalaciones del Club Náutico, así como de los terrenos anexos al edificio.

Será en esta última zona en donde se acometerá la obra de ampliación, según el proyecto presentado por el Concello en la Dirección Xeral de Deportes de la Xunta de Galicia. Este organismo aportará a la actuación 120.000 euros, mientras que de las arcas municipales saldrán los restantes 30.000, que ya están consignados en los presupuestos de este año.

La tramitación de la concesión se vio demorada en los últimos meses ya que requería de numerosos trámites previos como la emisión de informes técnicos por parte de varias entidades. Además también influyó el cambio de gobierno en la Xunta de Galicia con el consiguiente nombramiento de nuevos cargos. Pero, una vez conseguido el objetivo, desde la Concejalía de Relacións Institucionais el edil Luis Ángel Sabariz Rolán mostró ayer su satisfacción por comprobar que a concesión xa é unha realidade .

Según explicó el propio Sabariz el documento de la concesión se presentará con la mayor celeridad posible en la Dirección Xeral para o Deporte para que la obra de ampliación de las instalaciones náuticas sea adxudicada con premura . Señaló también que el director xeral tiene previsto visitar próximamente el Club cesureño en el que se prevén mejorar, entre otras cosas, las paredes y la cubierta, con el objetivo de potenciar la práctica de deportes náuticos en el río Ulla a su paso por la localidad.

A pesar de todo, a día de ayer en el Ayuntamiento cesureño no se había dado entrada a esta resolución, por lo que ni la Secretaría municipal ni la Alcaldía tenían constancia oficial de que la concesión del Club Náutico ya fuera efectiva.

O fin do vertedoiro de Pontecesures

Pontecesures, coma moitos outros concellos,  ten un vertedoiro. Tras moitas accións e tempo, a Xunta ven de pechar e acondicionar este vertedoiro

Agora, cada seis meses haberá que facer uns informes para verifica-los parametros de recuperación da zona rehabilitada.

Está máis que claro que o problema dos vertedoiros, controlados e incontrolados non se amañan con concienciación senón simplemente con cartos, cartos para amaña-lo mal feito, e cartos de sancións.

Raimundo García Domínguez (Borobó)

(1916-2003)
Profesión: Xornalista

Biografía: Estudou Filosofía e Letras na Universidade de Santiago de Compostela. Na Guerra Civil forma parte do Exército Republicano, cae prisioneiro no 39 e cumpre o servizo militar en Marrocos.

A partir do ano 1940, Raimundo García comeza a súa traxectoria xornalística e colabora cos xornais El Español, Madrid, La Estafeta Literaria e as revistas Fantasía e Finisterre. No ano 1946 edítase o xornal La Noche, no que Raimundo García ou máis ben Borobó, alcume co que se fixo coñecido, publica os seus famosos artigos chamados «Anacos». Neste xornal ocupou todos os cargos até chegar á súa dirección, cargo que tamén desenvolveu no xornal O Correo Galego e o Chan.
Posteriormente, marcha a Madrid facéndose cargo da subdirección do 3 E, o primeiro xornal económico. Por último, entra como redactor xefe de Archivos na Axencia Efe, onde permanece até a súa xubilación.

Colaborou ademais en La Vanguardia, ABC, Informaciones, Pueblo, El Pais, e Blanco y Negro, entre outros.

Recibe no ano 1996 a Medalla Castelao, outorgada pola Xunta de Galicia, e no seguinte ano, o Madrigallego de Ouro. Ademais foi recoñecido co premio de xornalismo Roberto Blanco Torres, co premio da Fundación Otero Pedrayo polo seu mérito na comunicación e no ano 2003 o Concello de Boiro noméao Fillo Adoptivo da vila.

Obras principais: Cómpre salientar os seus artigos «O novelo dos anacos» e «Anacos», as comedias Duce, Duce, ¿Quién mató al Meco?, Elección Parcial, Aura e El complejo de Polícrates e as narracións e guións de cine Xoán Porreás, Tina e La Piñeira.