Un globo de la paz llega a Zamora desde Padrón.

GPA

Los escolares lo soltaron el lunes desde el patio del centro y dos días después ya sabían que lo habían encontrado.

De Padrón a Zamora por el aire y, además, con un gran mensaje de paz. Hasta el pueblo zamorano de Roelos de Sayago, a las orillas del río Duero, llegó desde Padrón, no una paloma, sino un globo lleno de gas helio que soltaron los alumnos de quinto curso del Centro de Educación Infantil y Primaria Rosalía de Castro de la capital del Sar, con motivo del Día de la Paz, que este centro conmemoró el pasado lunes.

El globo llevaba un mensaje de paz que ayer recordaban los veinte alumnos de la clase de quinto B del colegio y que decía así: «Fai ben e non importa a quen». Además, llevaba un papel colgado con la dirección, teléfono y correo electrónico del centro educativo.

Precisamente en esta última dirección recibieron el miércoles comunicación de que el globo había llegado a un pueblo de Zamora. Lo recogió en el campo, entre unas vacas, un matrimonio que se lo dio a su hija, que fue la que se puso en contacto con el colegio y la que tomó la fotografía, con la catedral de Zamora al fondo, para dar testimonio de lo ocurrido y a la espera de que a los escolares le hiciera ilusión saber el destino de su globo.

Y se la hizo. Ayer estaban encantados con la noticia y más después de saber que otros globos soltados por el centro (6 en Educación Infantil y 12 en Primaria) habían caído cerca, por ejemplo en el río Sar, y de otros todavía no se sabía nada. Para ellos, la actividad conmemorativa del Día de la Paz cobró así más sentido. Algunos niños esperaban que el globo llegara «a algún sitio» pero la mayoría no, por lo que fue toda una sorpresa.

Repetir actividad

Una sorpresa y también una satisfacción el hecho de que sea su globo, el de quinto curso B, uno rosa o fucsia, como lo describían ayer, el que llegara a un destino y, además, a uno no tan cercano. Por cierto, la persona que escribió el correo ya les especificó a qué curso pertenecía el globo encontrado por sus padres en el campo.

Este año fue la primera vez que el colegio se decantó por esta actividad pero, seguramente, volverá a repetir el próximo curso la suelta de globos llenos de hielo y con mensajes de la paz variados, que también escribieron en distintos carteles colgados por todo el colegio.

LA VOZ DE GALICIA, 09/02/13

El primer colegio de la nueva académica Fina Casalderrey fue el de Pontecesures.

FCA

Fina Casalderrey, cocinera de historias

Cerca del monasterio de San Benitiño de Lérez vive Fina Casalderrey. Cuando era pequeña no había librería, ni biblioteca, y en casa los libros eran escasos. Por eso pasó hambre de lecturas. Su padre llenó los días de literatura, le abrió las puertas de la imaginación y ella se instaló para siempre en el mundo de la fantasía. Creció en el amor a los suyos y a su aldea: los juegos infantiles, las labores de casa, las fiestas, la naturaleza…, un mundo que siente perdido. Estudió Magisterio y con 19 años subió al Pino Manso, en Pontecesures, donde estaba su primera escuela. Todavía hoy se emociona al recordar el mágico momento en que un niño comienza a leer.

Fina es maestra y no hay mejor medida para una persona que ejerce ese oficio que los alumnos y alumnas hablen con cariño y orgullo de sus clases. Ella se empeña en trabajar de un modo distinto al que mandan los libros oficiales, apostando por la renovación pedagógica que la llevaría a la literaria. Adapta textos, escribe obras de teatro, hace ella misma los decorados; ensaya, dirige e implica al alumnado. Al mismo tiempo, anima a sus alumnos a sentirse orgullosos de la cultura de su tierra, porque para querer lo propio primero hay que conocerlo. Esa idea los mueve a recoger la riqueza etnográfica de lo que resultan interesantes trabajos.

Fruto de su conocimiento del universo infantil y de su gusto por la escritura, Fina se convierte en una brillante creadora de historias. Dotada de magníficas dotes de observación, consigue mezclar vivencias propias con pinceladas de imaginación, encarando la creación de una historia como si fuese un amor al que es preciso seducir. Escribir para niños parece fácil para quien, como Fina, es capaz de ser uno de ellos, de expresarse como ellos, de conservar el gusto por el juego, de mantener su capacidad de asombro y su visión del mundo. Cuenta con maestría lo que imagina, pero también arroja una luz original sobre las cosas de siempre para que parezcan nuevas. El que escribe, asegura, puede desplegar la fantasía, pero no puede esconder la realidad y presentar exclusivamente el lado bueno de la vida. La obra de Fina aborda temas cotidianos que interesan a la juventud: el descubrimiento del amor, la amistad, la solidaridad, la familia, el respeto por los mayores y por la naturaleza…, pero no escapa de asuntos tabús como el sexo y se atreve con la cara dura de la vida: la emigración, el aborto o los malos tratos.

Con la colaboración de Mariano, la cocinera de historias escribe de gastronomía, un tema que le apasiona, y es capaz de preparar las sabrosas empanadas y postres de sus recetas y ofrecerlas con generosidad.

En apenas 20 años publica medio centenar de libros, algunos de los cuales se pueden leer en todas las lenguas de la península ibérica y también en francés, inglés, italiano y coreano. Y todo eso desde la humildad, que la lleva a reconocer que hay muchas cosas que no sabe y, sobre todo, su deseo de seguir aprendiendo de los libros, de la naturaleza y de los demás. Le gustaría haber hecho cosas que no hizo y saciar aquella vieja escasez de lecturas, tapar ese vacío que no se llena con nada, como si fuese un tiempo de desamor.

XAVIER SENIN

EL PAIS, 26/11/11

Febre polo basket en Pontecesures.

O Club Baloncesto Río Ulla protagonizou en Pontecesures a festa adicada ao deporte da canastra para despedir o ano 2012.

O deporte da canastra ten acérrimos seguidores en Pontecesures e por iso centrou a festa celebrada na tarde do pasado 28 de decembro.
Mozos e non tan mozos que nalgún momento da súa traxectoria estiveron vinculados ao Club de Baloncesto Río Ulla reuníronse para realizar diversas actividades.
Dende os máis pequenos do equipo (benxamíns e alevíns), ata infantil feminino, cadete masculino e xuvenil feminino houbo distintos torneos 3×3 e concurso de tiro con distintas puntuacións.

Fotos.

Posteriormente xuntáronse as equipacións das distintas categorías e posaron para tomar as fotos do equipo, nas que non faltaron a directiva do club, os distintos representantes do Concello de Pontecesures, acompañados polo empresario Andrés Quintá, propietario da firma de aluminios Extrugasa, de Valga.
Disputouse un triangular de baloncesto no que participaron xogadores xuvenís, séniors e veteranos. Foi o equipo sénior o que saiiu victorioso despois de vencer ás xuvenís e enfrontarse na final, con éxito, aos veteranos.
Aínda así, os organizadores subliñaron que «todos salieron ganadores, ya que todos juntos disfrutaron de una buena y sana compañía, haciendo lo que más le gusta: jugar al baloncesto».

DIARIO DE PONTEVEDRA, 09/01/13